Del Fotograbado al Fotograbado No-Tóxico.

Las primeras experiencias en Fotografía tomaron forma de Grabado. Uno de los mayores logros en la tecnología del Siglo XIX fue descubrir la forma de reproducir fotografías impresas.
En 1822 Niepce experimentó las propiedades fotosensibles del asfalto usándolo como un resistente al ácido, y utilizó el sol para lograr sus primeras planchas inventando el primer proceso Fotográfico y de Heliograbado, como así fueron llamados (del griego helios: sol y graphos: escritura).
Niepce cubrió una plancha de cristal con betún de Judea diluido en aceite de lavanda, y a partir de una imagen en papel que previamente había transformado en transparente pasándole aceite, la puso al sol por varias horas. Luego de la exposición, el betún cubierto en el cristal en las zonas translúcidas de la imagen se hizo insoluble, reveló la plancha con aceite de lavanda y trementina, dejando al descubierto las zonas de imagen que habían quedado protegidas del sol.
En los próximos años siguió realizando experiencias con betún de Judea en peltre y zinc obteniendo planchas que pudieran ser entintadas e impresas calcográficamente.
Su mejor resultado lo obtuvo en 1826 con un grabado del Cardenal D´Amboise, cubrió una plancha de peltre con el betún , insoló y reveló la imagen con aceite de lavanda y mordió en ácido creando una plancha de grabado en intaglio o calcográfico. Este fue el primer intento exitoso en la reproducción fotomecánica, si bien no se podía reproducir una escala tonal fue en principio la primera versión del Fotograbado.

Joseph Nicéphore Niépce, Cardenal d´Amboise
Grabado en papel de la plancha heliográfica de peltre.
Plancha confeccionada en 1826, y estampada en Febrero 1827
Gernsheim Collection, Humanities Research Center, Universidad de Texas, Austin.
Del libro A history & working guide to early photographic processes, William Crawford

 

 

 

 

 

Joseph Nicéphore Niépce, Vista desde la ventana de Gras Betún fotosensible en plancha de peltre. Confeccionada en 1826, es la primera fotografía permanente de la naturaleza.
Gernsheim Collection, Humanities Research Center, Universidad de Texas, Austin.
Del libro A history & working guide to early photographic processes, William Crawford

En 1830 Henry Fox Talbot experimentó con los cloruros de plata y sentó precedente en nuestro sistema fotográfico de negativos sacados con una cámara e impreso en fotografía.

En 1839 Mungo Ponton, secretario del Banco de Escocia, un fotógrafo amateur, descubrió la fotosensibilidad del bicromato de potasio en papel y publicó su descubrimiento en el Edinburgh New Philosoplical Journal.

Un año más tarde el físico fránces Edmond Becquerel estableció que la sensibilidad a la luz del bicromato de potasio se veía afectada por el almidón en el papel.

Esta observación lo llevó a Talbot al estudio del efecto en el bicromato, y en 1852 descubrió la eficacia de la mezcla del bicromato de potasio y la gelatina, en el mismo año patentó los grabados utilizando esta mezcla. La solubilidad de la emulsión variaba en relación a la cantidad de exposición a la luz que recibía. Para lograr los mediotonos en principio colocaba una gasa negra a la que llamaba “velo fotográfico”, y más tarde perfeccionó el proceso aplicando un resinado de aguatinta.
Este primer intento en integrar la Fotografía en intaglio fue el Photogravure patentado por Henry Fox Talbot en 1858

Talbot, estampa de una plancha expuesta con “velo fotográfico” cercano a 1850.
New York Public Library.
Del libro A history & working guide to early photographic processes, William Crawford
 
     
Semillas Grabado fotoglífico, c.1853 17,2 x 25,5 cm
Del libro: Huellas de Luz. El Arte y los Experimientos de William Fox Talbot
Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía
La luna. Grabado fotoglífico, c. 1853 21,8 x 29,6 cm
Del libro: Huellas de Luz. El Arte y los Experimientos de William Fox Talbot
Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía

No muchos artistas experimentaron en aquellos comienzos, quizás por las grandes dificultades técnicas.
Durante el siglo XIX los procesos fotomecánicos de grabado reemplazaron los del tradicional grabado autográfico. El grabado fotomecánico permitió una distribución masiva y resolvió dos problemas, el de reproducción y el de la estabilidad de la imagen.
Este proceso involucró el uso del bicromato de potasio como material fotosensible y el uso de una transparencia positiva de tono contínuo.
En 1879 el vienés Karl Klic hizo algunas modificaciones dando lugar a la reproducción comercial de calidad, sustituyó la resina en la plancha por una trama de mediotono.
En 1890 comenzó a morder en ácido rodillos de cobre para la imprenta rotativa, inventando el Rotograbado.
Este intenso proceso fue declinando, y fue reemplazado por la velocidad y economía del offset litográfico.

Ya en el siglo XX, el Fotógrafo Stieglitz fundó la Revista Camera Work, de las 544 ilustraciones publicadas durante su existencia 416 eran Photogravure. La edición comenzó en 1903 y finalizó en 1917, las estampas se caracterizaron por su exquisita escala tonal, muchas de ellas por su imágenes atmosféricas y pictóricas. Se destacaron grandes artistas, entres ellos, Paul Strand, James Craig Annan , Julia Margaret Cameron, Alvin Langdon Coburn, Robert Demachy, Frank Eugene, Edward J. Steichen, Clarence H. White, y el propio Alfred Stieglitz.

Edward J. Steichen
Rodin 1903
Photogravure
Paul Strand
Fotografía New York, 1917
Photogravure
Alfred Stieglitz
Entrepuente (1907), 1911
Photogravure

El Photogravure tuvo un revival en los años 70 de la mano de Deli Sacilotto, director del Institute for Research in Arts, Graphicstudio, University of South Florida, Tampa, U.S.A., quien re-descubrió el proceso tradicional, dando a los artistas y fotógrafos el acceso a una estética preciosista. Grandes artistas como Robert Rauschenberg, James Rosenquist, Lesley Dill, Judy Chicago, Robert Mapplethorpe, Roy Lichtenstein, Jurgen Partenheimer, Andy Warhol y el director John Waters han desarrollado sus proyectos experimentales bajo la dirección de Deli Sacilotto.

Robert Mapplethorpe, Hyacinth 1986-1987
Photogravure silk collé (114,9 cm x 97,5 cm)
Colaboraciones: Deli Sacilotto, Greg Burner, Patrick Foy, George Holzer, Donald Saff.
National Gallery of Art, Washington, U.S.A.
Del libro Graphicstudio, Contemporary Art from Collaborative Workshop at the University of South Florida

La técnica del Grabado en intaglio o calcográfico ya lleva 500 años de historia, y desde hace solo una década ha tomado un nuevo rumbo. Los materiales tradicionales barnices, asfaltos se van reemplazando por otros, las bases acrílicas, sin solventes. Estos nuevos métodos desarrollados por varios artistas grabadores permiten el trabajo del artista con mayor cuidado en la salud. No solo dan la posibilidad de continuar con las técnicas tradicionales del aguafuerte o el aguatinta, sino también de combinarlas y desembocar en técnicas experimentales.

En 1993 Mark Zaffron, Profesor del Fine Arts Ohlone College, Fremont, California, comenzó a explorar distintas alternativas dentro del intaglio. Una de las metas era eliminar la toxicidad encontrando materiales que nos permitieran realizar procesos tradicionales. Su investigación en cuanto a materiales y técnicas funcionaban tan exitosamente que comenzó a introducirlas en sus clases y con sus colegas. En 1995 se creó lo que se conoce como Z* Acryl Etching Sytems (una compañía dedicada a la manufactura de productos no-tóxicos aplicados al grabado).

A comienzos de su investigación uno de los primeros hallazgos fue el Film Fotopolímero Riston® (un producto fabricado y registrado por Du Pont) para la industria de los circuitos electrónicos. Este film fotosensible lo adaptó al Fotograbado, llegando a obtener un excelente resultado. Es posible realizar todo el proceso en la plancha sin tener que morder la misma en ácido.

Mark Zaffron desde sus comienzos mantuvo comunicación con muchos grabadores preocupados por la toxicidad del grabado. Keith Howard, seguidor de Sacilotto, y durante algunos años Director del Canadian School for Non-Toxic Printmaking, Grande Prairie Regional College, Alberta, Canadá, hoy Docente en el Rochester Institute Technology, Rochester, U.S.A., trabajó en los años 80 y durante los 90 con Fotograbado. Su principal preocupación siempre estuvo en la parte no tóxica de este proceso. Su salud estaba empeorando por el uso de distintas emulsiones fotosensibles, como la conocida emulsión KPR de Kodak, y toda la cocina (ácido nítrico, solventes, asfaltos o barnices, etc) que requiere el trabajo de los grabadores.
Realizó investigaciones de distintos sustitutos acrílicos en reemplazo de los nocivos asfaltos y solventes para aplicar a las técnicas de grabado, y también tradujo muchas técnicas tradicionales de grabado al Film Fotopolímero. Ha difundido estas técnicas en los últimos años con un interés especial en la toma de conciencia de la toxicidad de las técnicas y materiales tradicionales de grabado.

Riston® también conocido y comercializado como Imagon® o Imagon Ultra®,
Z* Acryl® para el especial uso de los artistas gráficos.
Otro cambio valioso es el uso de los aceites vegetales en reemplazo de los solventes para la limpieza de las planchas, rodillos,etc.
Tanto los materiales acrílicos en reemplazo de los barnices o asfaltos, como el Film Fotopolímero ha cobrado una gran difusión, y hoy artistas, docentes, y Universidades de distintas partes del mundo trabajan y siguen experimentando en esta nueva línea de materiales gráficos.

Guia del proceso

  Copyright © todos los derechos reservados